• ANYEL

¿QUIERES OPTIMIZAR EL TIEMPO EN CASA?

¿Os habéis preguntado porqué existen tantas resistencias y protestas a permanecer estos días en casa?

Todo tiene una explicación.



Normalmente deseamos tener más tiempo, necesitamos descanso, vacaciones. Trabajamos para tener una casa llena de comodidades y, ahora parece que nos cuesta disfrutarla. Nos acompaña la desidia, el aburrimiento, por no hablar de otras emociones como el enfado, la ansiedad o el miedo a la situación que acontece.


Ello es debido a que las circunstancias nos han sacado de nuestra zona de confort, del terreno conocido.


Estamos acostumbrados, en nuestro día a día, a un ritmo frenético, acelerado y cuando nos quitan eso… ¿qué ocurre?


Nos encontramos de frente con nosotros mismos.


Muchos días por delante sin tener un lugar donde escondernos, aquí van a quedar al descubierto muchas cosas, incluso aquellas de las que no nos sentimos orgullosos o satisfechos.


¿Cómo podemos gestionar esas emociones en lugar de reaccionar ante ellas y echar balones fuera culpando a los demás de todo lo que nos ocurre?


Desde luego, lo primero es ser consciente de todas las consecuencias de nuestros actos y sentir que, si nosotros hemos creado esas situaciones, solo asumiendo esa responsabilidad, podemos encontrar la solución en el interior.


Esta etapa nos trae la oportunidad de atendernos, y atender a nuestra familia.


Aún en el descanso, el ser humano necesita llevar orden y una cierta disciplina, si no puede embargar una sensación de pérdida de tiempo y de ir a la deriva. Por esto, es importante hacer un “horario de actividades” donde podamos estructurar las horas del día.


Determina una hora fija en el despertador para levantarte, que sea la misma todos los días y haciendo diferencia en el fin de semana, para que el cerebro encuentre orden dentro de nosotros.


Te aconsejo comenzar el día con una reflexión y toma de consciencia, agradeciendo por habernos despertado.


Enfoca en tus fortalezas y no en tus debilidades, agradécelas también; esto elevará tu vibración y con ello protegerás mejor tu sistema inmunológico.


No podemos olvidar que estamos compuestos por un sistema energético complejo y debemos cuidar tanto nuestro cuerpo físico, como el emocional y mental.


Debemos ser drásticos con las recomendaciones higiénicas y preventivas indicadas por todos los profesionales de la salud, y al mismo tiempo atender, muy encarecidamente, nuestros pensamientos y emociones, pues todos ellos actúan de una forma muy directa en nuestra biología.


Es fundamental mantenernos en forma, hacer algo de ejercicio. Por las redes se están compartiendo enlaces donde podemos encontrar ayuda para estas actividades.


En la mañana sería interesante que reforcemos nuestra mente con lecturas que nos eleven la vibración. No necesitamos leer absolutamente todos los artículos que recibamos acerca del coronavirus. Aprendamos a filtrar información y a discernir los que son informativos de los que infunden estrés o miedo.


Realiza alguna actividad de tu agrado o permítete aprender algo nuevo, manualidades, pintura, seguro que aún tienes algún juego de mesa guardado. En internet puedes encontrar pasatiempos, zudokus o algo con qué divertirte y que ponga en funcionamiento tu creatividad.


También es tiempo de organizar armarios, ordenar estanterías , decorar o incluso cambiar muebles de sitio. Son periodos de cambio y observarás que toda reflexión y liberación emocional tendrás la necesidad de plasmarla en el exterior. Te darás cuenta que tu hogar, el cual te representa, si aprovechas esta oportunidad para redirigir tu vida, se verá más cuidado y organizado al final de este periodo.


Cuida tu alimentación, innova en las comidas que realices, observa el cambio dentro, y después de su ingestión respeta un par de horas de pausa; hay mucho movimiento energético y se necesita el descanso para integrar.


Por la tarde puedes emplear el tiempo en ver algún documental, película o capítulo de alguna serie que te guste, pero te aconsejo que, elijas cuidadosamente, lo que ves en la televisión. Escoge programas de interés cultural o películas con algún mensaje y que se pueda leer entre líneas.


Es también momento de priorizar situaciones y liberar emociones bloqueadas. Da el verdadero valor que tienen las cosas, libérate de lo superfluo.


Todas estas sugerencias son individuales, si estás con más familia es una oportunidad de oro para aprender a convivir desde la comprensión, la escucha, el juego, la solidaridad, y en definitiva, EL AMOR.


CONFÍA!!

239 vistas

Sígueme

  • ANYEL Sanaciones Facebook
  • ANYEL Sanaciones Twitter
  • ANYEL Sanaciones Google +

2018 ​© ANYEL Sanaciones