• ANYEL

LAS ENZIMAS

ENZIMAS: SUS GRANDES BENEFICIOS.


Son catalizadores que ayudan a la reacción bioquímica entre los alimentos y el organismo que los ingiere. Los productos frescos y naturales las poseen en mayor cantidad.


Las frutas más enzimáticas son: la manzana, papaya, piña natural e higo.




Cada enzima tiene una acción específica sobre una clase de alimentos (proteínas, grasas…) y realiza mejor su función a temperatura del cuerpo humano, es por eso que un helado o bebida fría al final de una comida puede dificultar la digestión al inactivar las enzimas. La primera enzima en la digestión es la ptialina o amilasa salivar que descompone el alimento en dextrina y maltosa; es por ello sumamente importante masticar lentamente para dar tiempo a que la ptialina pueda actuar, especialmente en los cereales que, de lo contrario, son muy indigestos.


Para evitar fermentaciones no deberíamos mezclar en la misma comida almidones con proteínas puesto que los almidones necesitan un medio alcalino y cuando entran al estómago se encuentran un medio ácido como el que se forma si se comen proteínas, y entonces la digestión de los almidones no puede seguir, se paraliza y empieza la fermentación y malas digestiones.


Hay enzimas, que como suplementos, ayudan a eliminar la acidez ( como preparado enzimático tenemos, entre otros, el Envozin; la Enzypapaya…. La bromelina y prolasa se halla en la piña, la papaina en la papaya, la ficina en el higo fresco. La manzana es otra gran fruta enzimática. El queso contiene enzimas digestivas como proteasas, amilasas y lipasas, que favorecen (tomado en pequeñas dosis) la asimilación de otros alimentos. Decimos lo de pequeñas dosis porque el queso no es un alimento atóxico ni mucho menos. En la medida que está más curado hay mayor toxemia.


En el yogur ocurre que por la acción de ciertas bacterias, la lactosa de la leche se acidifica, transformándose en ácido láctico, desapareciendo la necesidad de tener la enzima lactasa para digerir la lactosa de la leche. En este apartado recomendamos el lacticol, chucrut o el kéfir de agua. Posee gran cantidad de ácido láctico muy válido en cualquier proceso de regeneración del Sistema Intestinal.


Las amilasas actúan sobre los cereales y producen grandes cambios. Su acción sobre el almidón puede traer consigo la producción de dextrinas y maltosa; por ello el pan dextrinado tiene el almidón ya predigerido y es más digestivo.


La enzima alfa-amilasa se encuentra en el pan y otros cereales.

La lactasa y catalasa en la leche.

La lipasa y proteasa en el queso.

La glucosa oxidasa en los huevos.

Las pectinasas en las frutas.


En resumen que usar de las enzimas seguro que nos reportará grandes beneficios a nuestra salud.


Gracias a Juan Cantos por la aportación de este artículo para la web

43 vistas

Sígueme

  • ANYEL Sanaciones Facebook
  • ANYEL Sanaciones Twitter
  • ANYEL Sanaciones Google +

2018 ​© ANYEL Sanaciones