• ANYEL

EL SUICIDIO

¿PODEMOS PREVENIR EL SUICIDIO?


El mes pasado tuve la suerte de asistir a unas jornadas de prevención contra el suicidio.


Hasta ahora este tema ha sido tabú y secreto, bien por connotaciones culturales y religiosas, bien porque si se hablaba de ello en los medios se temía al llamado “efecto contagio”. Sin embargo, para poder prevenirlo “debe salir a la luz”, se debe hacer visible y buscar soluciones.


Tengo que decir que salí esperanzada de aquel evento, porque percibí en la mayoría de los asistentes esa disposición a trabajar juntos, en unión por una de las causas que provocan mayor mortandad entre los seres humanos, pues son más de 800.000 personas las que se suicidan al año, (3700 personas aproximadamente en nuestro país).


Podemos decir con estas cifras que tenemos un problema de salud pública que debemos abordar.



Escuchando estos números alguien no se puede quedar impasible en este tema, porque si esa cifra alarma, más llama la atención que la mayoría de ellos son jóvenes entre 15 y 29 años, y entre los 15 y 19 años es la causa mayor de muerte.



La tasa de suicidio en el hombre es 4 veces mayor que en la mujer, sin embargo es la mujer la que lo intenta más veces.


¿Qué nos quiere decir esto? Que los hombres no suelen pedir ayuda. La mujer tiende a verbalizar más, en general.


A veces desarrollamos un concepto equivocado y sobrevalorado de la independencia y la autonomía personal, olvidando que todos, en algún momento, somos dependientes de otras personas.


Los intentos en varones suelen ser más letales, sin embargo estas cifras están cambiando y en países con un menor poder adquisitivo las cifras se igualan más, siendo 1,6 hombres por cada mujer.


Los desórdenes mentales, como la bipolaridad, depresión, esquizofrenia, son factores de mayor riesgo, así como el abuso del alcohol, las adicciones, pero también son causas importantes una crisis económica donde aumenten las deudas, cartas, embargos… grandes cambios económicos que producen más depresión, mayor número de suicidios.


Hay distintas causas que llevan a tomar el suicidio como una solución permanente a un problema cuando, en muchos casos, es temporal.


Cuando una persona toma esta alternativa no es porque quiera morir, sino porque quiere dejar de sufrir.


Tampoco podemos olvidarnos de que entre el suicidio y el sufrimiento existe una gran mediadora, LA SOLEDAD.


Es importante encontrar soluciones alternativas a esos problemas y sobre todo transmitirles QUE NO ESTÁN SOLOS.


Cuando un paciente se quiere suicidar lo que quiere es SENTIRSE ESCUCHADO, necesita QUE LE DEJEMOS HABLAR.


En algunas ocasiones no se le da la verdadera importancia cuando alguien dice “lo estoy pensando”… da igual que en ese momento pensemos que es una forma de manipulación, si la persona que lo escucha no está capacitado, puede ponerse en contacto con numerosos profesionales para dar la señal de alarma.


Uno de los grandes miedos del Ser Humano y el que ha bloqueado su sistema energético ha sido siempre el sentirse separado.


La soledad puede afectar al bienestar emocional y también a la salud física.


El ser humano tiene la necesidad de sentir la cercanía y el apoyo de ciertas personas que le acompañan en los buenos momentos y le ayudan a seguir en los malos.


El sentimiento de pertenencia y la estima son algunas de las necesidades fundamentales de las personas, según la conocida pirámide de Maslow. “La ternura es la necesidad básica del ser humano”.


Poder contar con alguien, tener con quien desahogarnos o a quien llamar, especialmente en momentos complicados, es fundamental para salir adelante.


Soy consciente de que juntos podremos salvar más de una vida, unamos nuestras fuerzas.


Si necesitas ayuda, puedes ponerte en contacto conmigo.


CONFÍA!

Photo by ryan park on Unsplash

53 vistas

Sígueme

  • ANYEL Sanaciones Facebook
  • ANYEL Sanaciones Twitter
  • ANYEL Sanaciones Google +

2018 ​© ANYEL Sanaciones