• ANYEL

7 PASOS HACIA TU INTERIOR - 3 DÍA

Actualizado: 18 de abr de 2019


Principio de Polaridad

"Todo es doble, todo tiene dos polos; todo, su par de opuestos; los semejantes y los antagónicos son los mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son medias verdades, todas las paradojas pueden reconciliarse".
Este principio encierra la verdad de que todo es dual; todo tiene dos polos; todo su par de opuestos, afirmaciones que son de otros tantos axiomas herméticos. Explica y dilucida las antiguas paradojas que han dejado perplejos a tantísimos investigadores, y que literalmente decían: "la tesis y la antítesis son idénticas en naturaleza, difiriendo sólo en grado": "los opuestos son idénticos en realidad, diferenciándose en su gradación", "los pares de opuestos pueden conciliarse , los extremos se tocan"; "todo es y no es al mismo tiempo", "toda verdad no es sino media verdad"; "toda verdad es medio falsa".
Nunca sabremos dónde termina la oscuridad, ni dónde comienza la luz. Donde comienza el amargo y dónde comienza el dulce. Dónde termina el odio y empieza a nacer el amor.
Son grados de transmutación tan sutiles que apenas nos damos cuenta de cómo cambia aquella cosa de uno a otro polo diametralmente opuesto.
En el plano mental encontramos que el amor y el odio parecen dos sentimientos opuestos totalmente irreconciliables.
El amor y el miedo quedan también bajo esa misma regla.
Donde encontramos una cosa encontramos también su par opuesto. Esto último es lo que permite transmutar un estado mental en otro.
El Espíritu y la materia son polos de la misma cosa, siendo los estados intermedios o planos cuestión de grados vibratorios solamente.
La práctica de este principio nos facilita el comprender mejor nuestros propios estados mentales, así como los de los demás y nos prueba que esos estados son cuestión solamente de diferentes vibraciones, pudiendo elevar las vibraciones interiores a voluntad, cambiando la polaridad y haciéndonos dueños de esos grados, en lugar de ser sus servidores.

En el desapego hallaremos la abundancia



Es preciso crear un vacío para que lleguen cosas nuevas a nuestra vida.

Es la fuerza de ese vacío que absorberá y atraerá prosperidad.

Mientras que cargues material o emocionalmente cosas viejas e inútiles no habrá espacio abierto para nuestras nuevas oportunidades.

Cuando se guarda se considera la posibilidad de falta, de carencia. CONFÍA!

44 vistas

Sígueme

  • ANYEL Sanaciones Facebook
  • ANYEL Sanaciones Twitter
  • ANYEL Sanaciones Google +

2018 ​© ANYEL Sanaciones